Endermología

La endermología o “masaje subcutáneo” actúa sobre los tejidos conjuntivos hipodérmicos estimulando la vascularización, la eliminación de toxinas y los intercambios intercelulares.

Consiste en una técnica de masaje profundo que utiliza un aparato de alta tecnología que, mediante un sistema de aspiración y dos rodillos, tracciona la piel y estimula la circulación sanguínea y linfática en su profundidad.
• Favoreciendo la circulación y por lo tanto la irrigación del tejido.
• Reduciendo la fibrosis.
• Devolviendo la elasticidad a la piel.

Además de su empleo en la celulitis y como complemento de la lipoescultura (tanto antes como después) también es utilizado en las alteraciones venosas, linfáticas y, especialmente, en el tratamiento de fibrosis y adherencias post-quirúrgicas o traumáticas.

Tratamiento

EndermologíaConsiste en una gimnasia cutánea que reestructura el tejido conjuntivo y facilita la eliminación de toxinas, se libera el bloqueo del sistema vascular y linfático desencadenando un proceso natural de eliminación de toxinas y líquido, con la consiguiente disminución de volumen y mejoría del aspecto de piel de naranja (tonifica y reafirma la piel). Al aumentar la microcirculación local, la Endermologie permite restaurar la troficidad del tejido conjuntivo y mejorar el aspecto y la tonicidad de los tejidos de todo el cuerpo.

El tratamiento, aplicado sobre el rostro, también contribuye a atenuar las arrugas y a reducir los volúmenes localizados, tonificando de forma natural los tejidos, relajando y proporcionando bienestar.

Qué debes saber

EndermologíaPara obtener los resultados esperados es necesario un número mínimo de sesiones que oscilan entre 15 y 20. Estas se realizan una o dos veces por semana y tienen una duración aproximada de 35 minutos. Para no traumatizar la piel utilizamos una malla de cuerpo entero. Los resultados son comprobados tomando las medidas y haciendo fotografías del antes y después del tratamiento. Además, gracias a su acción relajante y calmante, la Endermologia actúa positivamente contra el estrés.

Aunque puede decirse que no tiene complicaciones es importante resaltar que en ningún momento el paciente puede sentir molestias y, mucho menos, dolor, indicativos de que se está utilizando con una potencia excesiva capaz de causar daños como hematomas, neuralgias, o, incluso, aumento de la flacidez cutánea